WBA 1-1 Arsenal: otro empate frustrante fuera de casa

Arsenal se presentó en The Hawthorns luego de ganar 2-3 en campo del Crystal Palace. Aún no se había conseguido 2 triunfos seguidos jugando fuera de casa y ahora el panorama indica que no nos debemos hacer ilusiones de que ello suceda. Si bien es cierto, el penal que cobró Mike Dean roza lo absurdo, la puesta en escena del equipo de Arsene Wenger dejó mucho que desear otra vez.

Muchos dicen que a este equipo, generación, recambio o como quieran llamarle, le falta ‘alma’. ¿Qué es un equipo sin alma?, ¿qué significa esto? ¿pundonor, ‘huevos’, coraje? Si lo excusas de esto para presentar una idea resultadista, no me sirve. Es arbitrario esto de ‘equipo falto de alma’. A este equipo le hace falta jugar como colectivo con toda la libertad que el DT les otorga. No existe un balance defensivo y ofensivo. Están mareados entre tanta incertidumbre de su propio entrenador, exigencia de los ambivalentes hinchas y jerarquía dentro de la misma plantilla.

¿Es que acaso alguien duda que Arsenal tiene mejor plantilla que la temporada pasada? Esto ya pasó a ser más allá de unos nombres, hace rato. El rumbo económico del club puede estar por los aires, el trabajo de marketing digital es un ejemplo, las áreas comerciales siempre están adelante de las situaciones y así podremos seguir, pero lo esencial, el fútbol, está en crisis. Uno ya no ve nada del Arsenal de Wenger en esta escuadra actual. Es difícil sentirse identificado en el campo. Es así que, el resumen del partido en West Brom no requiere análisis profundo ya que fue muy predecible, así como lo serán muchos de los que faltan para culminar -ojalá pasen los meses rápido- esta desoladora temporada.

 

Por: Sebastián Gálvez (@sebgalvez)

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *