Arsenal, sin defensa de título

Cuatro a cero habían ganado los gunners ante el Nottingham Forest la última vez que se enfrentaron en un partido oficial. Fue en la EFL y pasó un 20 de septiembre del 2016. Niklas Bendtner y compañía no pudieron ante un Arsenal contundente que mostró un buen juego asociativo.

Teniendo este antecedente y debido a rendimientos actuales, el Nottingham debió haber sido un oponente asequible.

Sin embargo, el encuentro comenzó reñido. Ambos equipos estaban atacando con lo mucho o poco que tenían. Siempre utilizando todos sus recursos.

El factor sorpresa lo daba Eric Lichaj, los defensores del Arsenal se olvidaron de marcar al zaguero estadounidense que conectó solo con la pelota para hacerse con el primer gol en el minuto 20.

A solo tres minutos, una situación similar de pelota parada daba respiro al conjunto londinense con un izquierdazo de Per Mertesacker en el área chica luego de un tiro de esquina. El marcador se igualaba a uno y se especulaba una remontada.

Lichaj tuvo otra oportunidad en el minuto 44: controló la esférica de pecho y tiró un zapatazo con la izquierda que dejó parado a David Ospina. En la jugada el portero se resbaló y no atacó el balón. El inevitable 2-1 y el forest se ponía adelante.

El primer tiempo terminó así y muchos gunners ponían la esperanza que los otros 45 iban a ser diferentes, aunque en el campo no se veían indicios de un cambio radical en el accionar. Era más intuición por rótulo de equipo grande.

Un penal cometido por Rob Holding puso en jaque al Arsenal y Joe Worrall ponía el 3-1 en el minuto 64. Por otro lado, un error del arquero mandó a que Danny Welbeck descontara el partido 3-2 a solo 11 minutos antes que acabara el tiempo reglamentario.

Mathieu Debuchy sentenció a su propio equipo cometiendo una falta innecesaria en el área. Solo trató de evitar el mano a mano de un jugador del Nottingham con David Ospina. Aunque Kieran Dowell se resbalara y marcara el 4-2, su penal terminó siendo polémica.

De esta manera, con una de las peores actuaciones en años, Arsenal sucumbió ante un equipo humilde que lo demostró todo en la cancha. No podemos exigir que todos los jugadores estén bien todos los días, pero esta es una tremenda decepción que no se haya podido defender la FA Cup.

Con una temporada para el olvido en liga y con un Manchester City invicto, el equipo de Wenger haría bien preocuparse y mostrar verdadero interés en la Europa League si en realidad quieren lograr ganar un torneo.

 

Por: Taiki Ishii (@Taiki93)

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *