Arsenal pierde ante el último

Arsenal dominaba la posesión del balón desde el primer minuto, ya que los zagueros Laurent Koscielny y Shkodran Mustafi habían adelantado sus líneas hasta y permitieron hacer corto al equipo para jugar en pocos metros, esperando gestar su mejor sinergia futbolística. Sin embargo, cuando Swansea identificada espacios por el centro del campo, parecía, por momentos, que ellos tenían el control del partido.

Tras una buena combinación entre Alexandre Lacazette y Héctor Bellerín, Mesut Özil visualizó perfectamente a Nacho Monreal y el alemán cruzó para que el español asegure el 1-0. Costó mucho llegar al gol, que recién fue a los 33 minutos. En los minutos previos hubo muchas jugadas de peligro de los ‘cisnes’ dejando en evidencia el problema estructural que tiene Arsenal para defender y los errores grotescos individuales.

Arsenal todavía seguía pensando en su gol. Se perdió tontamente el balón en salida, para que por el mismo sector -el derecho- Sam Clucas de el puntapié para igualar el partido. Una decepción tremenda sentían los aficionados gunners en el Liberty Stadium que está a más de 250 kilómetros del Emirates.

Los mismos aplaudían el debut de Henrikh Mkhitaryan, quien daba una esperanza al partido, pero Petr Cech cometía un error garrafal ante la ligera presión de los atacantes del Swansea. El portero regaló el balón y ellos, agradeciendo el regalo, marcaron el 2-1.

El nuevo refuerzo gunner hacía méritos para tratar de avivar el partido con un ágil lectura de juego y un cabezazo que terminó atajando el arquero Łukasz Fabiański.

Olivier Giroud, que se especula que se irá del club en este periodo de transpasos, saltó a la cancha en el minuto 75 para reanimar a los jugadores de Wenger. Estuvieron muy imprecisos y casi muertos en la ofensiva.

Un pique espectacular de Jordan Ayew, superando a la pobre defensa visitante, dio la oportunidad a que Sam Clucas marcara su doblete y dejara sin oportunidad al Arsenal.

Swansea es el último puesto de la Premier League y aunque le haya ganado al Liverpool recientemente, es inconcebible que le gane al Arsenal y de la manera en la que lo hicieron. Una reestructuración es necesaria, se oyen unos cuantos jugadores más, pero la situación no cambiará si es que la mentalidad no cambia.

En este caso, el profesor hizo los cambios adecuados, puso a dos atacantes que pudieron hacer. La pregunta persiste en porqué Wenger no puede mantener disciplinado a sus jugadores como lo hacen los otros equipos grandes. Ya se sabe que el Arsenal no puede hacer su tiki taka porque sus oponentes juegan a la defensiva y al contrataque se derrumban porque no hay capacidad para resolver esta situación. Lo mismo sucedió en Stoke, Watford y Bournemouth.

 

Por: Taiki Ishii (@Taiki93)

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *