Arsenal vuelve a ganar fuera de casa (con angustia)

Si bien es cierto el Crystal Palace se encuentra la parte baja de la tabla de posiciones, venía en buena racha con seis partidos invictos (3 victorias y 3 empates). Con un triunfo ante el Arsenal estaban próximos de romper el récord de 7 encuentros sin perder, algo que no logran desde hace 24 años.

Por otro lado, los de Wenger tenían que asegurar los tres puntos para a acercarse a puestos de Champions. También, se iba a ver un duelo interesante porque el último partido en el Selhurst Park, el equipo local lo terminó ganando 3-0 con total autoridad.

El encuentro lo comenzó dominando el Arsenal. La sinergia en el mediocampo entre Wilshere y Xhaka fue buena, ya que el inglés mantiene su posición horizontal al lado del suizo y permite mejor posicionamiento de la primera línea en la gestación y, sobretodo, al momento del retroceso defensivo.

El primer gol llegó luego de una pelota parada. El balón quedó en disputa y Alexandre Lacazette controló bien y remató a puerta, sorprendiendo a Julián Speroni. Shkodran Mustafi se aprovechó del rebote y definió con mucha tranquilidad para abrir el marcador a los 25 minutos.

Controlado estaba el primer tramo del partido, pero como siempre, faltaba asegurarlo. Los cañoneros tuvieron una opción clara más en los pies de Mesut Ozil, pero no pudo en el mano a mano contra el arquero argentino. La asistencia de Alexis Sánchez había sido una maravilla.

Apenas iniciado el segundo tiempo, Andros Towsend dejó parado a Petr Cech y puso  el empate tras un buen centro y regate de Wilfried Zaha. Es la tercera asistencia en los últimos dos partidos del winger inglés contra el Arsenal.

Comandados por el buen momento de Zaha, ese gol solo hizo animar a ‘las águilas’ a atacar y él fue letal por su banda. Los defensores del Arsenal tuvieron problemas para frenarlo en conducción.

Los minutos posteriores al empate fueron de zozobra para el visitante. Un balón filtrado al área de Chambers abriría el camino otra vez. Alexis Sánchez pudo controlar la pelota en la cabeza, dentro del área. Luego de una buena combinación con Lacazette, el chileno marcó un derechazo que valió el 1-2 en el minuto 62.

Cuatro minutos luego, en el 66, el mismo chileno iba a ser encontrado por Jack Wilshere, quien dio un pase justo desde el centro de la cancha. ‘El niño maravilla’ controló la esférica con el muslo, se sacó a dos defensores para que con clase ponga el tercero para los gunners y finalmente sellar el partido 1-3. El centrocampista inglés no había empezado cuatro partidos consecutivos por el Arsenal desde marzo del 2014.

Se daba por ganador al Arsenal, pero el Palace los puso en aprietos tras un córner. James Tomkins ponía un cabezazo que superó a toda la defensiva. Con angustia y desesperación se vivió los minutos complementarios, como ha sido casi todas las aventuras jugando fuera de casa esta temporada.

Si bien es cierto, se pudo ganar el partido y tener una buena táctica ofensiva con asociaciones de toques cortos, pero lo que faltó fue la concentración en las marcas. Se sigue concediendo goles ante todos los equipos y eso preocupa. La vuelta al sistema de 3 defensores centrales es para corregir ese problema.

 

Por: Taiki Ishii (@Tiki93)

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *