Penal de último minuto salva al Arsenal del empate

Arsenal ha ganado los últimos 6 encuentros con el Burnley. Es más, la última vez que el equipo de Londres perdió contra ellos en la liga inglesa fue en septiembre de 1974.

No debió ser un trámite difícil de resolver, pero al equipo de Wenger le costó controlar la lluvia de centros por arriba que venían de los laterales y el juego directo de los clarets. Aunque no tuvieron precisión para rematar al arco, podían fabricarse más ocasiones que el Arsenal.

El tridente Lacazette, Sánchez y Özil estuvo ausente hoy. El alemán contrajo una enfermedad y se encuentra recuperándose. En su posición estuvo Alex Iwobi, quien solo tuvo buenas intensiones, mas no generó situaciones de peligro.

En el minuto 16, mientras los gunners estaban recién acomodándose en el partido, Johann Gudmundsson hizo un movimiento extraordinario por la derecha, se sacó a Nacho Monreal, generándose así un mano a mano con Petr Cech. Por suerte, su disparo chocó al palo.

Sin embargo, la respuesta del Arsenal vino a 2 minutos de esta última acción. Tras una pelota filtrada por la banda izquierda de Sead Kolasinac, Alexandre Lacazette engañó con bastante maña al defensa rival y avanzó para dar un pase cruzado a Aaron Ramsey. Aunque logró rematar, no pudo controlar la esférica y su disparo fue en vano.

Además, el equipo careció de líderes técnicos que conduzcan el balón con pases filtrados. Pudo ser la falta del “mago de Öz”, pero en realidad los defensores rivales estaban organizados y alineados en todo momento.

Lo positivo fue que jugadores como Nacho Monreal o Granit Xhaka intentaban disparos desde fuera del área tratando de buscar alguna oportunidad a este encuentro tan cerrado.

En el segundo tiempo, el rendimiento del equipo local disminuyó, así que el Arsenal estaba dominando el partido, pero sin generar situaciones de peligro claras.

El milagro llegó al minuto 2 del tiempo compensatorio, James Tarkowski empujó a Ramsey dentro del área. El juez decretaba un penal y Alexis Sánchez reclamó el balón para buscar la victoria. Aunque Nick Pope se estiró al máximo con su 1,9m de estatura, no fue lo suficientemente rápido para detener la victoria cañonera.

Contra el Burnley, el chileno registró 6 goles en los 7 últimos partidos. Además, van tres veces seguidas que el Arsenal le gana en el último minuto a los de Lancashire.

Técnicamente, el equipo no estuvo fino hoy. Se encontraron nublados a la hora de apelar a la creatividad y automatismos. Es un recurso excelente los remates de lejos, que dan chance de alguna chispa de suerte. No obstante, debió mostrar el carácter combativo durante los 90’ con el que enfrentó al Tottenham.

Lo rescatable es que Arsenal se hizo con la victoria y está cuarto en la tabla de posiciones habiendo culminado 1/3 de la temporada.

 

Por: Taiki Ishii

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *