Arsenal pierde su invicto en Alemania

El equipo B de Arsene Wenger salió a medirse con Colonia -último puesto de Bundesliga- con la consigna de sumar para campeonar el Grupo H de Europa League.

El DT ya divisaba un partido complejo. Por ello, dejó en el banco a jóvenes habituales titulares en esta competición (Nelson, Willock) y así darle un poco más de protección al equipo con jugadores como Debuchy, Chambers o Coquelin para cumplir con los deberes.

Los gunners tomaron la iniciativa desde el inicio. Se plantaron en campo rival ejerciendo presión escalonada para conseguir rápidamente el primer tanto. Francis Coquelin tuvo 2 ocasiones claras antes del descanso para ir por delante en el marcador, pero no tuvo suerte. La dinámica siempre fue de los londinenses, ya que las ‘cabras’ estuvieron inconexos colectivamente y muy imprecisos en el mediocampo.

La segunda mitad fue mejor en cuanto al espectáculo, pero ofensivamente Arsenal no supo conectar a sus hombres en la línea más avanzada, lo cual permitió al Colonia creer que tenían chances y adelantar líneas. Ante la pobre capacidad de definición de los de Wenger, los alemanes identificaron huecos los cuales explotaron mediante contragolpes. Uno de ellos acabó en el penal (inexistente a nuestro punto de vista) y desembocó en el único gol de la noche.

Arsenal siguió su aventura ofensiva metiendo en su arco al rival, pero no logró pasar la línea de fondo. Hubo ocasiones, faltó precisión. De esta manera, se pierde la racha de 4 partidos sin conocer la derrota en esta edición de la Europa League.

Ahora con el resultado puesto y la clasificación a la próxima ronda confirmada como primeros de grupo, las dudas empiezan a crecer. ¿Seguirá la rotación en las fases de muerte súbita? ¿Veremos a los que juegan Premier League en Europa League? ¿Qué mensaje daría el DT al dejar del lado a los que lograron clasificar y darle prioridad a los ‘pesos pesados’?

Lo único claro es que a mediad que avanza la competición, el nivel crece. El equipo B ha demostrado que no tiene un techo muy alto.

Por: Sebastián Gálvez (@sebgalvez)

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *