La copa es de los chicos

El partido de ayer ante Norwich por los octavos de final de la Copa de la Liga (llamada Carabao Cup por fines publicitarios) reivindica su propia esencia: oportunidades para todos. No hay mucha más vuelta que darle ni lógica por buscar. Los clubes de primera división en Inglaterra compran/venden jugadores para forjar planteles competitivos para los 3/4 torneos que les toca jugar, teniendo en cuenta que NO HAY receso invernal. Otro método acuñado por los equipos -sobretodo los que enfrentan competición europea- es meter mano en la cantera y darle a los más chicos la chance de sus vidas.

En esta época en donde las quejas priman por ser ‘revulsivas’, hay que tener MENTE FRÍA y pensar. Pensar mucho. Para ello, es óptimo tener gente experimentada que sepa equilibrar situaciones teniendo una buena gestión humana. Mucha gente desmerece estas competiciones por ser de menor rango, pero detrás de las mismas hay jugadores jóvenes que la anhelan. Es muy difícil mantener el ritmo a un alto nivel. La Premier League suele comerse a talentos que se saltearon etapas por cosas del destino o malas gestiones. El peor error que se puede cometer es repetir mismos escenarios cuando el resultado te ha sido esquivo una y otra vez.

No siempre se puede jugar con los mejores y no siempre será fácil tomar decisiones. Otorgar oportunidades a quien se las merece es parte integral de trabajar en equipo. Ayer fue Eddie Nketiah y el fin de semana podría ser otro. Esto es fútbol y se requiere un mínimo de análisis antes de soltar sinsentidos. Pongamos en contexto las cosas. Arsenal es reconocido por darle chances a los más chicos y seguirá siendo así, esto ya deberíamos de tenerlo asumido como tal.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *