Con suspenso: Arsenal vence al Leicester en el partido inaugural

Por fin empezó la Premier League y el foco de atención estuvo en el debut: Arsenal recibía al Leicester en el Emirates a estadio lleno.

Los ‘gunners’ llegaban con un invicto 22 partidos contra ‘los zorros’ (ahora 23): 15 victorias y 7 empates.

Los partidos inaugurales no están a favor del Arsenal en tiempos recientes, ya que de los últimos 5 partidos inaugurales de la Premier League solo habían ganado 1.

El partido comenzó con dominio de los locales. El primer gol llegó tras un buen cambio de lado de parte de Granit Xhaka hacia Hector Bellerín, quien acomodó la pelota hacia el centro y la pasó a Mohamed Elneny para que diera un pase justo a la cabeza de Alexandre Lacazette. El ex Olympique de Lyon le dio dirección y marcó en el minuto 1:34 . Estreno goleador para quitarse un peso de encima.

El francés es el sétimo jugador ‘gunner’ en anotar en su partido debut. Los demás fueron Kevin Campbell, Steve Bould, Fredrik Ljungberg, Emmanuel Adebayor, Samir Nasri y Thomas Vermaelen.

Parecía marchar todo bien, pero tras un córner jugado corto, dos cabezasos del Leicester logran conectar en el área de Petr Cech para que Okazaki se imponga con el empate. Cabe resaltar que el checo tuvo mucha parte de culpa en el tanto por haber salido a destiempo a descolgar el balón. Empezaba bastante flojo Cech.

Un par de descoordinaciones y Granit Xhaka regalando una pelta en salida costaba el desempate. Albrighton interceptó y dio un estupendo pase a Vardy para que se haga con el 2-1.

Justo antes que acabara el primer tiempo, una buena combinacion entre Mesut Özil y Lacazette dio pase a Sead Kolasinac para que encuentre a un Danny Welbeck libre y marcara el empate. 4 goles en 45’ minutos significaba el inicio de un nuevo curso en la máxima división del fútbol inglés.

Así, se iban a los vestuarios, pero en el minuto 10 del segundo tiempo Jamie Vardy se convirtió en el verdugo anotando con la cabeza y haciéndose con una cantidad de 5 goles en sus 5 encuentros contra Arsenal. Otra vez descoordinación entre la defensa y arquero. Pagaban caro sus errores los jugadores.

Los ‘gunners’ estaban perdiendo 3-2, aunque las esperanzas no se perdían mostrando el 70% de posesión que tuvo, tratando de manejar los contragolpes que es la principal arma del Leicester.

Sacrificando a Holding, quien estuvo impreciso en el partido, Wenger decidió por añadir a dos atacantes. Ramsey y Giroud fueron los elegidos. El otro que salió fue Elneny. Esto hizo que la línea de 4 defensas quede conformada por Chamberlain, Monreal, Kolasinac y Bellerín. Una apuesta bizarra, pero arriesgada en búsqueda de remontar.

Arsenal se fue con todo al ataque dejando atrás casi mano a mano a los defensores contra los atacantes de la visita. Es así que, tras un centro magisterial de Granit Xhaka, Aaron Ramsey hizo lo propio por el sector derecho marcando y asegurando el empate. El galés ya había anotado en el debut de la temporada 2015-16 frente al Crystal Palace.

Finalmente, Olivier Giroud, héroe de la noche por enésima vez, ponía el 4-3 con la cabeza y así se marcaban 7 goles, la cantidad mayor registrada en todos los partidos inaugurales de la Premier League. Su ingreso en la etapa complementaria permitió que el equipo tenga un eje centralizado en el área y se ordene mejor en los últimos tres cuartos de cancha.

Arsenal se mantuvo concentrado y su capacidad de reacción ha evolucionado notablemente con esa hambre de gol que tanto necesitan. Por otro lado, le afectan los horrores defensivos y los pases errados dentro del área, eso fue el saldo de 3 goles. La idea no es hacer más goles de los que te hacen, sino ser sólidos y cerrar los partidos con holgura.

El siguiente partido es contra el Stoke en el Britania Stadium. La última vez que se jugó terminó en una goleada 4-1 a favor de los ‘gunners’, pero Wenger solo ha ganado 1 vez a su entrenador Mark Hughes con 9 encuentros.

 

Por: Taiki Ishii

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *