Catalizador para el cambio

Arsenal FC sufrió una de sus mayores decepciones contemporáneas en la temporada 2016-17: quedar fuera del Top 4 en Premier League, lo cual significó que, tras 20 temporadas consecutivas, el club no clasifique a la Champions League. Arsene Wenger, emblema máximo de la institución, logró finalizar el curso con el 13° trofeo de FA Cup y esto dejó el terreno árido para su enésima renovación. El alsaciano firmó una extensión de contrato por 2 años más.

Ivan Gazidis, director ejecutivo del club, hizo pública su satisfacción luego de que se confirmara la noticia del ‘Boss’, pero señaló que era menester para el futuro del Arsenal hacer modificaciones en la estructura del personal que rodea a Arsene. Se sabe que no habrá cargo de director deportivo mientras siga el ‘profesor’, pero se ha puesto la mira en dar el salto de calidad en algunos puestos claves que siguen siendo el talón de aquiles.

Se ha confirmado esta mañana que Huss Fahmy (abogado) y Darren Burgess (entrenador físico) se sumarán al equipo de apoyo de Arsene Wenger desde el próximo mes. ¿Quiénes son? Pues, a ello.

Huss Fahmy es un experto en el área legal/comercial y forma parte del ‘Team Sky’. Está muy bien ranqueado dentro de la industria del deporte. Su actual trabajo está en el contexto del ciclismo profesional. Sin embargo, Gazidis confía en su productividad y fama para reforzar los acuerdos comerciales del club, pero, sobretodo, asesoría en el tema contractual y negociaciones con los representantes/familia de los jugadores. Trabajará junto a Dick Law (jefe de negociaciones).

Siguiendo la misma línea, pero en otro contexto, habrán refuerzos en la parte deportiva. Arsenal ha creado un nuevo puesto dentro del club: Director de alto rendimiento. Para ello, se ha contratado a Darren Burgess, ex empelado del Liverpool FC en donde fue jefe del departamento de aptitud física. Se encargará de velar por las medicinas que tomen los jugadores, rendimiento/análisis del desempeño físico y psicología deportiva, tanto para la Academia como para el primer equipo; es decir, traerá a su propio equipo de trabajo. Shad Forsythe trabajará junto a Burgess.

La intención de esta re-estructuración es proveer a Arsene Wenger con las soluciones necesarias encontradas en el mercado para que el desenvolvimiento de él se limite a su cargo como director técnico y quitarle el peso en factores extras. En otras palabras, cerciorarse que esté rodeado de profesionales aptos y calificados para obtener resultados dentro del campo. Este fue uno de los acuerdos entre la directiva y el DT cuando se firmó la extensión de contrato. De la misma manera, esta iniciativa está proyectada en el largo plazo, también, para asegurarse de que exista un entorno óptimo para cuando llegue el sucesor de Arsene. Por lo pronto, están cumpliendo su promesa detrás del telón.

 

Por: Sebastián Gálvez (@sebgalvez)

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *