Triunfo valioso con goleada en Stoke (4-1)

Otra vez las cifras eran negativas para Wenger y compañía. La última vez que ganó Arsenal al Stoke City en el Britannia Stadium fue en 2010. Además, hay un curioso duelo entre entrenadores, fuera del Emirates, el actual entrenador de los ‘Potters’, Mark Hughes se mantenía invicto con 3 empates y 5 victorias ante el DT francés.

En el primer tiempo, ambos equipos medían sus fuerzas, probaban jugadas y se enfrentaban unos a los otros. Con Francis Coquelin participando activamente en el ataque (ante la ausencia de Ramsey), filtró un balón entre líneas hacia Hector Bellerín, quien conectó con Nacho Monreal, cabeceó la pelota, pero desafortunadamente fue negado por el palo.

Finalmente, a minutos del cierre de la primera parte, la misma combinación Coquelin-Bellerín iba a abrir el marcador. Un excelso pase de Coquelin dejó bien posicionado al español y este realizó un centro rasante preciso que Olivier Giroud solo tuvo que empujar para poner el 1-0. Era dominador Arsenal, pero luego de este gol, creció en volumen ofensivo y confianza.

Ya en el segundo tiempo, precisamente, a los 55 minutos, Mesut Özil intercambió pases con Alexis Sánchez. El alemán hizo la corrida para que Alexis calmado y dejando un tiempo, picó la pelota para que el mago de Oz quedara libre de marcas y se haga con el 2-0. GOLAZO. Con esta asistencia, ‘El Niño Maravilla’ es el primero en llegar a los dos dígitos en goles y asistencias en la Premier League. Por su parte, con 12 goles bajo su manga, Arsenal ha ganado todos los 10 partidos que anotó Mesut.

Con la adición de Saido Berahino y Peter Crouch, el juego se hizo más intenso y físico. Los del Stoke además de solo jugar a bombazos para que el inglés de 2 metros de estatura pudiera cabecear al gol, estuvieron constantemente desafiando a los del Arsenal con barridas, cabes y empujones. Sin embargo, no era de esperarse que Crouch marcara un gol con la mano ilícito. Con este robo, llegó a los 9 goles en liga contra los ‘Gunners’, más que a cualquier otro en la competición. Solo lo superan Wayne Rooney y Robbie Fowler con 11 y 10 respectivamente.

Este tramo trabado del partido solo le duró unos minutos a los locales, ya que tras una buena acción de Rob Holding entre dos opositores, logra liberarse y pasar la pelota a Bellerín, quien a su vez contacta a Alexis. El chileno siguió avanzando libre a su antojo y a pesar de su lesión, marcó el 3-1. No solo aseguraba los tres puntos, sino que se mostraba satisfecho, tocando la insignia y sintiéndose orgulloso de ser cañonero.

Aaron Ramsey entró enchufado tratando de atinar algún gol, pero tras una buena combinación entre Mesut y Bellerín, llegó una pelota hacia el galés quien llegó al límite de la cancha, afortunadamente dando un pase hacia atrás para que Giroud otra vez en el momento preciso empujara el balón y completar un doblete. No metía dos goles en un partido desde octubre del año pasado contra el Sunderland.

La asociación entre Alexis y Mesut es imprescindible para el Arsenal. Esta alineación de tres defensas obliga a estos dos jugadores a estar juntos, sin estar en las bandas y eso es muy favorable para el flujo de los pases filtrados. Además, Coquelin jugó un buen partido como atacante, fue vital para algunas chances claras y sobre todo el primer gol de Giroud.

La defensa está sólida con 3 en el centro y más adición de los laterales, se arma un muro de 5 hombres, difícil de vulnerar, sobretodo en condición de visitantes.

Solo quedan 2 partidos por disputarse en la liga. 6 puntos y a ver quién se queda con os puestos para Europa League o la Champions. Arsenal debe ganar los encuentros restantes y solo esperar los resultados.

 

Por: Taiki Ishii

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *