Arsenal campeón de la FA Cup 2017

La fatídica temporada había terminado para los jugadores y los hinchas, quienes aseguraban que era su peor campaña. Pero, había que jugar otro partido de más. La final de la mítica FA Cup que llegaba a su edición 136.

No hay que poner números para demostrar que el Arsenal estaba en una ligera desventaja, aunque es el segundo enfrentamiento entre Arsenal y Chelsea en la final de esta competición en 2002. Aquella vez la ganaron los gunners.

Gran expectativa había porque los azules ya se habían coronado campeones de la Premier League y, por otro lado, Arsenal todavía podía reclamar su único título de la temporada.

El partido empezó polémico: tras un rechazo de David Luiz dentro de su propia área, Alexis Sánchez intercepta la pelota con el pecho y, aunque en el camino encontraría a un Aaron Ramsey en fuera de juego ensuciando la jugada y confundiendo a Thibaut Courtois, el mismo Sánchez continuó la jugada y definió casi por inercia con su pie derecho.  El chileno celebraba, pero todavía no habían pitado gol. La confusión por la posición adelantada de Ramsey puso en aprietos al juez central. Sin embargo, el juez de línea determinó que no había offside porque el galés hizo un gesto de desentendimiento de la jugada. El árbitro pitó el gol, se reanudó la celebración y el Arsenal se ponía en frente.

“El niño maravilla” anotaba su gol número 30 en todas las competiciones y es la primera vez desde 2012 que llega a empatar esa cifra con Robin Van Persie.

Era muy superior Arsenal. En el gol de Sánchez la jugada previa al tiro de esquina tuvo 44 pases. El equipo dominada a placer al campeón del fútbol inglés y en los próximos 20 minutos tuvieron hasta 2 chances de gol para aumentar el marcador.

Arsenal se mantenía en pie de guerra demostrando que querían ganar a toda costa esta Copa. Cerca de los 25′, Mesut Özil amenazaba la portería ‘blue’ y Gary Cahill salvaba milagrosamente a su equipo en la línea despejando al tiro de esquina. Acto seguido, Welbeck conectó de cabeza y el balón dio en el palo. el rebote lo tomó Ramsey pero no pudo darle dirección y nuevamente palo.

Luego de la avasalladora primera media hora del Arsenal, Pedro centró un blaón hacia Diego Costa y, aunque Rob Holding tenía controlada la situación, el español se impuso con pura picardía y David Ospina tuvo que poner todo su cuerpo para proteger la ventaja.

El primer tiempo pasó con un Arsenal contundente y un Chelsea reducido. Bellerín y Chamberlain ofrecieron amplitud en el campo para tener más metros ganados y opciones de pase, mientras que Xhaka, Alexis y Ozil se encargaban de temporizar todas las jugadas. Aaron Ramsey siempre se ofrecía como opción con su brillante percepción para romper líneas. Welbeck hizo un trabajo espectacular corriendo a las espaldas de los defensores rivales y apoyando en la presión.

El partido tuvo un punto de quiebre en el minuto 68. Victor Moses fue derribado en el área, pero en realidad era una olímpica actuación del nigeriano que le valió la segunda amarilla y Chelsea se quedó con 10. Panorama alentador para los gunners de cerrar el partido.

Los azules no se rindieron ante este hecho y con 10 hombres dispuestos a todo, pusieron más énfasis en el ataque. Tras un descuido milimétrico de Per Mertesacker y Holding, Costa encontraba un mínimo espacio para hacer lo que más sabe, superando al golero colombiano y haciéndose con el empate. 1-1 y los fantasmas volvieron a rodar Wembley, aunque tan solo 1 minuto.

Esto pintaba muy mal para el Arsenal, pero la adición de Olivier Giroud añadía otro dinamismo al partido y el primer toque del francés se convertiría en una asistencia para Ramsey quien de cabeza definió el encuentro, otra vez marcando el gol decisivo en una final de la copa FA. El 2-1 llegó tras el saque desde el mediocampo. Esto marca la mentalidad y ganas del equipo en querer ganar el torneo y festejar una temporada de bajo rendimiento.

Con Per Mertesacker liderando en la defensa, los gunners hicieron un buen trabajo defensivo presionando constantemente al rival, haciendo un seguimiento acérrimo y observándolo fijamente. El alemán había cumplido 392 días sin ser titular, la última vez fue contra el Norwich en abril del año pasado.

El partido culminaría a la Arsenal, ajustando, con nervios y ganando con lo justo. Tenía para golear y hay para reprocharle a varios jugadores el tema de la definición. Pero al final, lo importante fue que se logró el objetivo. Arsenal dominó en todas las áreas al Chelsea de principio a fin a pesar de tener bajas defensivas por lesión. A seguir disfrutando del triunfo hincha gooner.

Arsenal levantaba esta copa por 13va vez, marcaba su final número 20, ganando las 5 últimas. Además, Arsene Wenger se convirtió en el entrenador más exitoso de la FA cup con 7 conquistas.

 

Por: Taiki Ishii

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *