Cita a ciegas en París

Arsenal visitará al Paris Saint Germain por primera vez en Champions League. La lucha por el liderato del grupo A se inicia desde la primera batalla.

Faltan pocas horas para el arranque de la fase de grupos de la Champions League y los cañones ya fijaron la mira en la capital francesa. Exactamente en el Parque de los Príncipes, donde el Arsenal intentará robarse los puntos de la casa del campeón de Francia.

Será la primera vez que ambos equipos se enfrenten por esta competición. La última ocasión que reunió a estas dos escuadras oficialmente fue en 1994. En ese entonces el partido fue válido por las semifinales de la extinta Recopa de Europa, competición que albergaba a los campeones de las copas de cada país en un formato de eliminación en partidos de ida y vuelta.

Al igual que ahora, el partido de ida se jugaba en París. El marcador fue un empate a uno. En Londres, el Arsenal vencería por la mínima diferencia obteniendo el pase a la final, donde derrotaría al Parma también por uno a cero y se coronaría como campeón del torneo.

La única historia del Arsenal en Europa con final feliz se caracteriza también por ser la única que enfrentó a ambos equipos en una competición oficial. El dato es curioso y al escucharlo no puedes omitir una sonrisa esperanzadora. La estadística dicta 8 partidos ganados por Arsenal de las 11 veces que visitó a un equipo francés. Mientras que los Parisinos cuentan con 3 victorias en 7 enfrentamientos con equipos ingleses en casa.

Los números pintan un favorito, pero la realidad es distinta. No se puede comparar las plantillas del PSG de antaño con la de ahora. El último equipo inglés en derrotar al PSG en casa fue Chelsea en el 2004. Antes de la inversión millonaria de los jeques y de su supremacía absoluta en territorio francés.

Ambos equipos están obligados a realizar una campaña exitosa en Champions League. El jeque qatarí Nasser Al -Khelaifi viene invirtiendo sin éxito varios millones para conquistar Europa. Mientras que, en el Arsenal, son los millones de hinchas quienes muestran su descontento por los objetivos poco ambiciosos obtenidos en el viejo continente.

cavani-alexis-arsenal

Todo indica que la batalla encontrará su mayor equilibrio en el medio campo. Tanto Unay Emeri como Arsene Wenger comparten un estilo similar de jugar al futbol. Con balón al piso y asociaciones colectivas. Ninguna de las dos escuadras se siente cómoda sin la posesión de balón. Es por eso que el equipo que posea el esférico deberá trasladarlo con inteligencia y eficacia.

En el caso del PSG, es muy probable que la tarea de creación se la repartan entre Motta, Matuidi y Verrati. Para contrarrestarlos, seguramente estará Coquelín, de gran actuación frente a Southampton y con las características requeridas para una presión intensa.

Las cosas empeorarán para el Arsenal mientras más contacto con el balón tengan los delanteros rivales. Lucas, Di María o Ben Arfa. Cualquiera de ellos cuenta con la capacidad de hacer trizas a la defensa a base de puro regate. En el área, la tarea de tomar a Cavani será de Koscielny y Mustafi. El capitán descartó una posible ausencia y se podrá apreciar al alemán recién fichado frente a atacantes de talla mundial.

El trabajo colectivo del Arsenal dependerá de Cazorla y Ozil. Por las bandas el Arsenal también puede hacer daño. Alexis es fijo en el once titular. Todo indica que Walcott también. Así que la duda es quién tomará el papel de delantero centro. Wenger confió en Lucas Pérez para enfrentar al ‘’Soton’’. El español es rápido y se acomoda bien por las bandas, así que puede ser importante a la hora de presionar a los defensas y en los contragolpes, teniendo en cuenta que Emeric gusta en colocar a su línea defensiva en zonas adelantadas.

París Saint Germaín viene de un amargo empate frente al Saint Etienne por la Ligue 1 en condición de local. Para este encuentro, el PSG se reservó a Di María y a Cavani en el banco de suplentes. Tanto Thiago Silva, Aurier y Maxwell vuelven de una lesión. Sin embargo, fueron convocados para la noche de Champions League y su presencia en el once titular dependerá de la decisión de Unay Emeric.

Por su parte, el Arsenal dependerá de la recuperación luego del desgaste sufrido en el partido contra Southampton donde, a excepción de Alexis, Wenger alineó a casi todos los titulares frecuentes. Arsenal tuvo 3 días de descanso, a diferencia de los 4 que tuvo el PSG (Jugaron viernes). Es por eso que no solo se espera un buen resultado, también se involucra el deseo de no tener que lidiar con otra lesión que complique el rumbo de la temporada.

1 comentario

  1. Partido de otro planeta, como para verlo desde otro planeta 😉 Espero el Arsenal pueda rescatar algunos puntos !

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *